7 de junio: PICO SOMOSAGUAS Y 72 CUMPLEAÑOS FELIZ.




Este sábado, la marcha discurrió desde El Atazar al Pico de Somosaguas. El campo estaba espléndido de vegetación. La ruta fue bastante larga. Comenzamos en el pueblo de El Atazar, saliendo por su parte norte, por el GR 88 creo que es, y dejando el Cabeza Antón a la derecha, culminamos el Pico Somosierra, un 1400 m (¡qué bajito!). Luego, tomando una pista-cortafuegos a la izquierda,  bajamos y circunvalamos el pico por la otra ladera del Somosa, pasando cerca del Collado Santo para llegar al escarpado y tomilloso Barranco del Río Robledillo al que algunos temen mucho, por lo que ésta vez, en lugar de bajar por donde otras ocasiones, se prefirió seguir y bajar por el mismo Barranco pero más adelante, para cruzar el puente que viene en el mapa y , caminito caminito, seguir por una interminable pista hasta llegar de vuelta al pueblo y entrar por su parte sur. 

A la vuelta en El Atazar, Robert nos obsequió con unas suculentas tartas de manzana, hechas por él mismo siguiendo receta de su madre, para festejar su 27 cumpleaños (¡qué joven, el tío, para ser el Decano del grupo!), Estuvimos sentados en una terraza saboreándolas y nos gustaron tanto que algunos nos llevamos hasta las raciones que sobraron, con lo que las dos tartas desaparecieron en su totalidad más total.
Por cierto, llevamos dos sábados seguidos de celebraciones. El sábado anterior, Pepe y Mateo organizaron  una preciosa marcha que hace mucho tiempo que no hacíamos, desde el Puerto del Cardoso al Collado y Pico Salinero, al pié del Porrejón de la Puebla. Resultó también estupenda, con muchas flores como le gustan a Mateo (sin cachondeo) y al final, rematamos con una estupenda merienda-cena invitados por Pepe y Carmen, que con ello celebraban su jubilación. 

En fin, que sigamos las celebraciones, con cuidado de no coger magras, aunque nunca falten, sobretodo, por la oportunidad de vernos y disfrutar de la amistad.  Un fuerte abrazo para los celebrantes y también para los demás. ¡ Vivan los del Monte!