Entre el Ermito y el Jarama, 22 de octubre de 2011


























De nuevo nos citamos en Prádena del Rincón. De ahí, tras el café, al aparcamiento del Hayedo de Montejo, desde donde partimos siguiendo el camino que va al lado del Jarama. En el punto de partida, recien salidos de los coches, una pareja un poco despistada nos preguntó que cómo se subía al Cerrón. Luego nos acompañaron un pequeño trecho hasta el punto donde la pista se bifurca y ellos siguieron por la de la derecha, hacia dicho monte. Nosotros, seguimos caminando a la vereda del río, por la ruta habitual , la pista GR88 creo, que da vueltas y revueltas hasta un poco más arriba de la confluencia Jarama-Ermito, donde la pista pasa por un puente. Tras recorrer unos 100 metros más, tomamos una cuesta medianera, subiendo por el lomo que separa ambos ríos. Luego, sigue que sigue hasta llegar al collado Reajo, no sin antes dejar a J.A. , martillo en mano, enfrascado en la ciencia geológica y sus cianitas. Esta vez no comimos en el propio collado sino un poco más adelante, tras atravesar una alambrada, entre los pinos.

Mientras comíamos, hizo amistad con nosotros Rabadán (con siglas RBD en los lomos), un podenco blanco de reala (ver foto), que aunque casi ciego el pobre, demostró ser un tipo majo. Esto se puso de manifiesto cuando, a la bajada y habiendonos rezagado, Belén y yo nos perdimos. El perro abandonó el grupo principal y no paró hasta que nos encontró a los perdidos. Los tres, Belén, el perro y yo, nos las apañamos para volver al redil, no sin antes atravesar indómitos bosques llenos de ramas secas, todo a medida que se acercaba la noche cerrada. Si la pérdida hubiera ocurrido unas semanas despues, con el cambio horario efectivo, probablemente la aventura hubiera sido más arriesgada, con perro y todo, pues estábamos sin linterna, sin luna llena y con un perro ciego. En fin, que esta marcha la recordaremos por esta anécdota.

Adjunto unas fotos de Maese Javier , que ponen imagen a la letra de este relato.

Fidel

Fecha: 22 octubre 2011
Recorrido: Aparcamiento Hayedo de Montejo, ribera del Jarama, loma entre ermito y Jarama, collado Reajo y vuelta similar.
Desnivel: 800m
Distancia: 16 km
Tiempo: 6 1/2 h
Participantes: José Antonio, Rosa, Rafa, Belén, Fidel, Javier, Mabu, María y Susana.

Subida a la Flecha

Temperatura muy agradable, comida en el Poyo al sol (novedad) y delicioso acceso al puerto por el borde del arroyo Calderuelas. De los pocos lugares verdes de nuestra sierra. Javier tenía ópera y bajó solo y aclerado.









Fecha:15 de octubre de 2011
Recorrido:Lineal, ida y vuelta
Itinerario:Rascafría - Raso de la Cierva - Collado Vihuelas - Pto. de las Calderuelas - Cerro del Poyo - Cerro de la Flecha
Distancia:20 Km
Ascensión:850 m
Duración:8h 30'
Participantes:Belén, Carlos, Fidel, Javier Seijas, José Antonio, Juana, Luz, Mabu, Mateo, Monique, Rafa, Robert y Rosa
Antecedentes:27/02/2010
14/02/2009 »reseña
29/03/2008 »reseña

Carlos

A esta marcha fuimos muchos

Sí, me refiero a la de los indignados. No tan larga seguramente, ni con tanto desnivel, pero qué gozada ver la cantidad de personas desparramada primero por todo Madrid y concentrada luego desde Cibeles a Sol. 

Vista de la calle de Alcalá desde Cibeles a las 18:15 del 15-O

Decenas de miles de personas prefirieron manifestarse en contra de los recortes en educación y sanidad, por la moratoria en los desahucios por impago de las hipotecas, en contra de la voraz banca y al grito de "que no, que no, que no nos representan, que no" en lugar de ver al Madrid o pasar la tarde en cualquier centro comercial.

Según los tertulianos que pueblan los espacios mediáticos, no hacen propuestas concretas o, las que hacen, no hay forma de ponerlas en práctica. Sin embargo expresan lo que la mayoría pensamos, que los políticos cada vez nos representan menos, que gobiernan a favor de la banca y del gran capital y se olvidan de los verdaderos intereses de los que les votamos.

A algunos partidos políticos les acusan, siempre los medios, de hacer guiños al movimiento 15-M, pero más les vale que se vayan enterando de lo que opina la calle y que incorporen algunas de sus propuestas a los programas porque si no ¿a quién votará toda esta gente el 20-N?

Marcha "casi" inédita por el valle del rio Pirón

Tras varios rastreos en los mapas topográficos buscando nuevas rutas, o combinaciones no hechas de las ya conocidas, descubrí una que yo no conocía y que sobre el papel -topográfico, claro- parecía tener atractivo. La vista vía satélite lo confirmaba: valles profundos con bosques abundantes, y hasta un pequeño embalse. Todo un hallazgo.

Así que pensé en anotarme el tanto, importante a estas alturas, de proponer una marcha inédita.

Ya José Antonio me bajó los humos cuando tras proponérsela me recordó que hacía varios años que habíamos pasado por el citado embalse, incluido yo decía. Como no recordaba nada de aquello,  empecé a rebuscar en mis memorias/anotaciones  montañeras, y algo encontré: el 12 de Noviembre del  ¡¡2005 !! Ttengo anotaciones de pasar por la Cañada Real Soriana, cerca de una presa, mucha lluvia que nos hizo regresar precipitadamente … y poco más. Resultado, mi gozo en un embalse, no en un pozo, aunque viene a ser lo mismo en este caso.

La marcha discurrió como estaba previsto: primeros kilómetros de terreno casi llano y sin apenas arbolado,  y después pendientes muy llevaderas con pinares por todos lados; una gozada para la vista y el espíritu.

Hicimos cumbre en el Puerto de Malagosto hacia las dos de la tarde. Después, a comer; el lugar, al pie del Chozo de la Chata, cabaña de pastores muy cerca del puerto que seguro todavía sirve para resguardar  a más de un excursionista de las inclemencias del tiempo. Se ve que todo el que pasa por allí lo cuida, porque su estado es muy aceptable. Como hay un manantial, pudimos sentarnos sobre un excelente y mullido césped, que a esa altitud (casi 1.900 metros) es un privilegio.

Al regreso optamos por bordear el embalse por el lado opuesto a la ida, para lo que caminamos por el fondo del valle del rio Pirón más de una hora, con el espectáculo de colorido que supone la vegetación de ribera. Al final del valle, el embalse con un nivel de agua muy bajo, evidencia de lo poco o nada que ha llovido en estos meses. Casi todos los presentes menos Rosa y yo recordaban haber estado allí; se confirmaba, pues, que la marcha no era inédita.

Los  más de cinco kilómetros que faltaban para llegar a los coches se hicieron algo monótonos y pesados por la fatiga y las ganas de llegar; el sol se ponía rápidamente.

Los participantes de esta marcha olvidada fueron: Carmen, Pepe, Juana, José Antonio, Mateo, Javier, Rosa y Rafa. El desnivel, 850 metros; distancia, 25 kms, y tardamos 7,5 horas.

Rafa

La Cebollera (tintirintin) también llamado Tres Provincias el 1 octubre 2011

Exquisita carne del Guadarrama en el super del puerto


La Batalla de Somosierra 1808 (Lejeune, Museo Versalles)
PINCHA SOBRE ÉL Y VERAS UN MONTON DE DETALLES


Hacía un día estupendo en este otoño de calor y sin setas. Comenzamos la marcha tras la gasolinera, comentando la batalla del 30 noviembre del 1808. A mí me atraen los juicios rotundos, como que si no es por los polacos Napoleón no hubiera llegado arriba al puerto, no hubiera llegado a Madrid, no hubiera ganado España ... y la historia de España, de Francia y del mundo hubiera sido muy distinta.

Todo por esos 100 polacos a caballo que tomaron el Puerto en 10 frenéticos minutos, cuando Napoleón, colérico, les ordenó ganarlo tras oir a sus asesores "Sir, imposible tomarlo". José Antonio es en cambio más relativista, y cree que  aunque los polacos hubiesen fracasado Napoleón hubiera llegado arriba en todo caso. Se basa en el dato, cierto, de que los franceses no se quedaron parados durante la carga polaca, su infantería iba avanzando por las laderas del puerto, en una operación envolvente contra las 4 baterías de cañones hispanos (una batería son 4 cañones, en total los españoles teníamos unos 16 cañones más 3.000 hombres) , apostadas a lo largo de la antigua carretera , la última arriba en la ermita. Aunque siempre nos quedará la duda de si los de las Tres Provincias, más algún burgalés, hicimos lo suficiente para haber cambiado el signo de la historia. En fin la batalla de Somosierra sigue siendo un campo abierto a la imaginación y a la melancolía.

Mientras tanto nuestros héroes, nosostros, íbamos ganando altura por un paseo agradable, hasta llegar a un corta de 300 metros de un súbito empinado. Y alcanzado el skyline avanzamos media hora de sur a norte hacia el obelisco de La Cebollera. Ese es siempre el momento más agradecido para el montañero, andar por la cuerda, tuteándote con los montes más altos del mundo, el Pico del Lobo, el Cerrón, el Ocejón, Peñalara, la Cabra ... Cuando llegamos arriba había calima y no vimos las torres de la Catedral de Burgos que en días despejados se ven perfectamente. Coincidimos con un matrimonio joven que habían subido por La Chorrera, sus hijos Lucía y Aitor apuntan soltura montañera. Nos sacaron foto en el geodésico pero no tomamos bien su email para que nos la mandasen.

El Obelisco del Tres Provincias 2.129 metros
Nos retiramos de la cumbre para zampar a un par de kilómetros, mirando al Puerto. Yo llevaba una lata de bonito Albo y Susana otra pero de Cuca. Yo defiendo la marca Albo porque coincidí con la familia Albo en mi viaje a Egipto hace unos años, y me parecieron gente maja y legal, y Susana coincidió en el colegio con las Pérez Pita, de las cuales Cuca (que luego casaría con Luis Solana) era de su curso. No alcanzamos consenso, los dos nos reafirmamos en nuestras marcas, o sea en lo referente a latas no lo dude: Albo.

Y tras la correspondiente cabezadilla bajamos, el plan inicial era pasar por el abedular  pero se nos hacía tarde so that bajamos directamente al Puerto más o menos por donde habíamos subido. Vimos la Chorrera cómo a pesar de la sequía no deja de tener su agua.

Y entramos en el Super que resultó tener una carnicería estupenda, con carne de vacas del Guadarrama, con alimentación sana. Conocía el carnicero  a todas las vacas vistas en la marcha, por ejemplo una a la que mamaba su hijo, ya mayorzote, con su paralelismo con los humanos donde los chavales no salen de la casa materna hasta los 30 tacos. La vaca madre no debía estar muy satisfecha con su indignado, pues le tiró un cornetón para que dejase de mamarla. Susana y yo compramos para los dos un chuletón estupendo que pesaba 900 gramos. Comentaba el carnicero que mis amigos arandinos los Tudanca paran ahí camino al pueblo y se llevan solomillos, pero no para el Area Tudanca, para ellos reía.

Y colorín colorado esta marcha se ha terminado.

El cuadro tiene gran valor documental por cuanto Louis-François Lejeune participó en la batalla, era general de ingenieros y persona cercana al emperador.  Y describe en forma coral las fases de la batalla. En primer plano Napoleón en caballo marrón en el puente del Duratón (se conserva) donde empezó la batalla y donde la dirigió. Está reprochando a unos prisioneros españoles arrodillados  el que hubiesen maltratado a unos soldados franceses a los que de madrugada habían cogido en el puente, y a los cuales se ve perfectamente a la derecha ser atendidos.  Los zapadores franceses reconstruyendo el foso que los españoles abrieron para dificultar el paso francés. Adelante la carga de la caballería polaca y el avance de la infantería francesa por las dos laderas laterales. Todo entre la niebla de ese día que contribuyó al factor sorpresa de la carga polaca. Y  al fondo el triunfo junto a la ermita del Puerto (del XVII quedaría destruída, luego se rehizo para volver a ser destruída en 1936, así que cuando rehicieron la actual la hicieron bien sencilla).

Tiene Lejeune otros cuadros de la Guerra de la Independencia, el más tremendo la toma del Monasterio de Santa Engracia de Zaragoza (donde me bautizaron):



File:Assault on San Engracia monastery by Baron Lejeune.JPG
Siempre me atrapa este cuadro y sus múltiples detalles sobre la batalla librada en el Monasterio de Santa Engracia el 8 febrero 1809. A la derecha el prodigioso espectáculo de un pueblo mal armado y mal organizado, mujeres, curas, gente sin más... contra el poderoso ejército francés a la izquierda, ayudados por polacos del Vístula Y en medio la Piedad, que es lo que inspira este impresionante cuadro, piedad, compasión por todos. El monasterio quedó destruido tras la batalla. En el lado francés puede obervarse  caído a la izquierda al propio pintor Lejeune, que participó en la batalla y fue herido. Es también relevante el General Lacoste a la izquierda señalando la dirección del avance. Lacoste murió en Zaragoza y su muerte fue muy sentida, era muy apreciado por su tropa y amigo personal de Napoleón, está enterrado en el Arco del Triunfo. Esto escribía el pintor Lejeune sobre la rendición de Zaragoza y el envío de 13.000 prisioneros a Francia al haberse negado a prestar fidelidad al rey José: 

"Al rayar el día 21 de Febrero de 1809 todos los puestos exteriores de la ciudad estaban ocupados por los franceses. Al mediodía nuestro ejército estaba alineado en orden de batalla, con la yesca encendida, dando frente al Ebro, sobre la carretera de Alagón.  La columna española desfiló en formación con sus banderas y sus armas. Jamás un espectáculo más triste ni conmovedor vieron nunca nuestros ojos. Trece mil hombres, enfermos, llevando en la sangre el germen del contagio y todos espantosamente demacrados, con la barba larga, negra y enmarañada, sin fuerza siquiera para sostener sus armas, se arrastraban lentamente al compás del tambor" 

 






DATOS PARA LA HISTORIA
  • José Antonio, Juana, Rafa, Rosa, Luz, Fidel, Susana y Javier. También María, Mabu y Carlos, aunque solo la mitad.
  • Distancia recorrida 18 kilómetros, desnivel 800 metros, tiempo efectivo de marcha 7 horas. Lineal
  • Ruta: Desde el Puerto (1.444 mts) tras la gasolinera a La Cebollera (2.129 mts)
  • Luz y Fidel no vendrán a la marcha de la semana que viene, por algo del banco les ha tocado un viaje a Paris el finde que viene, qué suertudos. Por cierto que a ver si nos enseña Fidel la superguitarra nueva que se ha comprado

Bolero

Como a la mayoría del personal, llegó para mí el momento de cambiar de móvil gracias a una compañía que, como las otras, premia al emigrado, quién lo diría en los tiempos que corren, con las múltiples ventajas de la portabiladad. Ya se sabe, la fidelidad,en los tiempos que corren, se penaliza.

Gracias a ello, he enlatado en mi nuevo aparato la música que me apetece escuchar en viaje o en mis paseos diarios; he rescatado los MP3 de compañía y he grabado algunos CD’s que desde hace años me acompañan allá donde vaya; y dado que nadie se anima a contar lo que acontece en las salidas de los sábados, traigo a colación, para mover el cotarro, un tema que se me antoja compartir.

Se trata de uno de los boleros grabados por Mayte Martín y el inefable Tete Montoliu durante una sesión en directo celebrada en el Grec’96 de Barcelona y recogidos en el disco Free Boleros.
Deshazte de prejuicios, disfrútalo, y ,si quieres más, no tienes más que decirlo.

El cielo de Canarias

El autor de este vídeo es Daniel López, astrofotógrafo profesional, y tiene un sitio web con imágenes espectaculares que os invito a visitar en http://www.cielosdelteide.com.