Reencuentro

Después de muchos meses, desde el pasado 20 de marzo, volvimos a salir con los-del-monte en marcha oficial, o sea de convocatoria pública. Al café todo eran hombre ya era hora, qué tal estás, cuánto tiempo, ... Conmovedor el cariño que me mostró la peña.

La marcha era repetición de la que hicimos por primera vez el 23 de mayo del pasado año y los organizadores se empañaron en adjudicarnos su diseño, pero juro que no tuvimos nada que ver con tal iniciativa. No hay más que ver la reseña de aquella jornada.

La mañana era otoñal, fresquita por el ligero viento norte que soplaba. Cuando las nubes le dejaban, el sol aliviaba esa sensación de “fresquito” y esa alternativa, sol-nublado, nos invitaba a olvidar el caluroso verano pasado, según los expertos el tercero en el ranking desde que se tiene memoria automatizada.

Aunque el día era otoñal el paisaje no lo era tanto pues, contrariamente a lo que presagiábamos, nada aún de amarillos, rojos y ocres, el campo conserva el verde favorecido por las últimas lluvias.

La ascensión, por pista, se hizo en animada charla aprovechando para ponernos al día de vacaciones pasadas, información familiar (hijos, progenitores, etc.) y el gran evento de los veranos: Pirineos, en este caso la 7ª edición.

Aprovechando el cacahuetes-break, José Antonio, en su ansiedad por estirar la marcha ascendiendo al Corco, no sé qué tiene el dichoso Corco, tiró y tiró hasta el Collado del Mosquito sin percatarse de que nadie le seguía. O quizás se percataba y, vigilándonos en la distancia, ponía tierra de por medio imponiendo así un ritmo adecuado a la consecución del objetivo, su objetivo porque la marcha, por la distancia, ya tenía enjundia.

Como los demás, ignorantes de su maquiavélico plan, pensábamos que se había entretenido en alguna mina abandonada de mica, nos dispusimos a su búsqueda. Unos para atrás, otros hacia adelante y los móviles prestos.

Cuando al fin se le localizó, comunicamos la noticia a los rezagados y retrocedimos por el camino que traíamos en busca de un sitio abrigado para comer, un poco de siesta, mucha charla y después regreso a Montejo de la Sierra que hicimos por la cuerda de los Cerezos.

Datos de la marcha

Fecha:25 de septiembre de 2010
Recorrido:Circular
Itinerario:Montejo de la Sierra - Lomo de la Tejera - Los Cerezos - Cerro de Recuenco - Morla del Recuenco, y regreso por la cuerda
Distancia:17 Km
Ascensión:814 m acumulados
Duración:8h 15'
Participantes:Carlos, José Antonio, Juana, Mabu, Mamen, María, Miguel Ángel, Rafa, Rosa, Susana, Viqui, Begoña y yo
Antecedentes:23/05/09 ver reseña

Saludos y a ver quién convoca esta semana que andamos huérfanos de líderes.